Aunque los engaños que circulan en las redes sociales están cada vez más bajo control, el talento creativo de sus autores continúa sorprendiéndonos. La publicación circuló en WhatsApp y otras redes sociales. Se dice que el uso a largo plazo de mascarillas causará hipoxia, la razón es que exhalar dióxido de carbono (CO2) al respirar y la reinhalación causará oxígeno insuficiente en la sangre, mareos, cansancio y fatiga.

No hay evidencia científica que respalde esta afirmación. Y, como María Elisa Calle, profesora de epidemiología y salud pública en la Universidad Complutense de Madrid, profesora de medicina, aseguró recientemente a Maldivas: “El tejido utilizado para hacer la mascarilla permite que el gas pase y el oxígeno es un tipo de gas. Respiramos oxígeno mezclado con oxígeno y nitrógeno, y exhalamos CO2, que también es gas. Si esto es cierto, entonces el cirujano que intervino durante varias horas morirá, no solo cansado.”

Las mascarillas quirúrgicas y sanitarias son de tela, no impermeables, y funcionan filtrando partículas, en lugar de evitar el paso de gases como el oxígeno y el dióxido de carbono (CO2). Es necesario tener en cuenta la salud general de cada usuario. Si tiene una enfermedad respiratoria previa y se siente un poco difícil usar una máscara, asegúrese de consultar a su médico para informarle sobre la conveniencia de usar este remedio en función de su condición.

Aunque no recomendaron el uso de mascarillas al comienzo de la pandemia de Covid-19, excepto en los departamentos de salud y emergencias, se cree que las mascarillas deberían ser obligatorias para la población en general. Cuando no se pueden mantener las distancias, se recomienda utilizar el transporte público que sea completamente seguro en diferentes espacios, como lugares de trabajo, tiendas y supermercados o en las salidas de la calle. Además, nos recuerda que cuando use una mascarilla, debe cubrirse la nariz, la boca y la barbilla. Excepto que no la toque con las manos, no la quite para hablar, toser o estornudar.

No hay mejor tratamiento que la prevención”.